miércoles, 4 de diciembre de 2013

poema para vagos

como una amante rusa que separa
las piernas entre varios compartidas
así cierro los ojos, con la extraña
pereza del que da un abrazo soso
con la duda en las grietas de los labios.

no me mires no pintes tus pestañas
perdona si mis hombros son de tajos.

tenemos tanta sal y dos de azúcar
es de frío
                 hace noche
                                  ¿nos amamos?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada