miércoles, 13 de noviembre de 2013

experiencias pseudomísticas o una otitis monumental

estoy oyéndome por dentro
     
              resuenan tan rotundos los rasguños
  me inundo de mi risa y este espacio
           es mío poco a poco labio a diente

                                     carraspeo
                 tiemblo a través de

  ya el nervio me apuñala y sigo viva
          pasos contundentes van trazando
              mis huellas cada tanto más hermanas
       confunden mi pasillo con tu aliento

               me caen tus ojos látigo
           frontales     súbitos    perfectos
     no escucho nada no oigo   nada
            recibo tu beso como quien sacia
   los cuatro sentidos que le quedan
               
                  descorro las pestañas lentamente
     cien gritos como alondras
                resbalan de tus manos y me elevo

                    estoy oyéndonos por dentro:
             
                                  qué placer


     
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada