miércoles, 2 de octubre de 2013

Poema sobre un poema desaparecido

En agradecimiento a Ara Malikian y J. Luis Montón,
porque su música es vida, y empapa.

Risa crujido y pulso que desgarra
     labios de esparto    ojos de una sola gota

          vientre dormido de violín y llanto
      materno de guitarra

                               manos con dedos pares
     y, ante todo,
          silueta de mujer entre las hojas.

 Todo es tan sencillo como descubrirse
                 los brazos al sol
                          perder los versos o incluso
            afinar
                       los ojos del ladrón,
                              y saberlos ahí:                  dilatados,

                                                   sangrantes.
            
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada