jueves, 17 de octubre de 2013

poema para despertar a un tigre


si yo quiero tú te atas
    al mástil más robusto del invierno
        y desaparecemos en un baile de locos
  hacemos ingrediente de los versos
         hasta quedar rotos desinflados
           
              tengo un solo afán y es enroscarme
    pensar fuerte en un nudo sin asfixia
            atar mi cuello al palo doloroso
                   vencer la tentación de la caricia

               nacemos en el ritmo y regresamos
        queremos esperar y todo vibra
    tu cuerpo horizontal desde el susurro
               mi labio desigual mientras tu risa
         
            pasa la noche cuento calabazas
                sueñas calor cosquillas tacto pelo
      nos dieron las doce y mi carroza
                 tiene cortinas rojas y un tintero.
   

 



               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada