lunes, 11 de junio de 2012

Alma flotante


Ha brotado de mi pecho un gemido
  como si una criatura me habitase
     cotidianamente,
oculta entre los recovecos
         que dejan
  órganos, fluidos diversos y memoria.
(...)
            ¿Qué contiene la memoria?

Yo sé que la memoria está diluída en sangre
           porque la memoria está diluída
                     porque la memoria está
            ahí
aunque no la recuerde siempre
   y tengan que recordármelo las lágrimas
     después de besos peregrinos
en labios de nadie.
....
  No obstante:
   gime, gime, gime y gema
-no yo, ni vosotras
       ni nosotras
        sino Ella-
gime gigantes gemidos desde el fondo
  del mar de fondo de sus ojos tristísimos
                     y fugitivos
                             o navegantes incluso
            a punto de retomar la Odisea.
Las nubes giran            las olas braman
      los gemidos son gotas de nubes en el agua
las gemas son joyas de un tesoro oculto
  en el corazón de un barco
         en el corazón de un baúl
            en el corazón de un corazón
                   lleno de algas      lleno de peces,
                                 lleno de sangre azul
              y mi memoria:
                                
                                      diluída.
            
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada