sábado, 12 de mayo de 2012

La semilla de nuestra podredumbre

Decidieron llamarnos poetas
       y lo hicieron
     hasta desgañitarse
                   o más bien
    hasta que se nos quedó grabado:
sois poetas sois poetas sois
            poetas sois
                         poetas
sois potaje de                        garbanzos
  -que viene a ser lo mismo si lo miras
             desde el punto de vista
     de la boca     del verso   del  estómago
                 que se abre
para recibir una
                         legumbre
un fruto del campo
                  o del trabajo
                     o  de la mano
de los hombres
     que lucharon
pero hoy
             se han ahorcado así:
entre sudores
               fríos y sílabas
 jugosas que albergan
             dentro
  mitad y media de sabroso
                       gusano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada