miércoles, 4 de septiembre de 2013

Uñas

despacio, se clavan

       redondeadas pero siempre certeras, tus uñas
desgarran lo que tienen delante:
               ojos sueños atardeceres piel
                  piel pedazos de existencia tan temprana
          
                  las pinturas se tambalean
    tu mano se tuerce y la gota resbala del pincel
                        manchando un cuadro de pena
         manchando una cara de negro

                           dolor que flota y se posa en mi hombro
               deliberadamente  mansamente
       dolor que es rabia pero que sobre todo es uñas
                        desgarrando vidas por dentro

              ciega, no tengo dónde esconderme
    y el amor queda lejos o ni siquiera eso 

               (...)

           amor, fantasma rubio,
                     a punto de arrojarse al vacío 
                desde el puente ficticio de mis labios
    hasta mis manos torpes
                                  cóncavas  
                                           sin uñas
                

           


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada