domingo, 22 de septiembre de 2013

don del plagio

tus manos desde dentro de mí
  escribiendo en un hueco diminuto  muy preciso  inexacto
                      donde solo anidan pájaros de alas frías
            voces multiformes
         y silencio.

                copias lo que no me atrevo a ser
   vences la tibia resistencia del obstáculo
                     tu poema: breve pestañeo azul
     escudo sensible                      sensor autodestructivo.

                   penetras en la orilla más profunda
      braceas con los labios sin huir del todo
                  hundes la mente hasta el caos       y de golpe
      viertes
             las vidas
                      que
                           te quedan
                   
                           debajo de los versos que nunca pensaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada