miércoles, 28 de marzo de 2012

Clímax

Espera
parece que no
y de pronto:
sacudida calambre dulzor
vislumbre y nada
todo nada
pupilas
rodillas
labio superior temblando
lentillas vibrando
gota de sudor en la nuca
que baja
y baja
va bajando la columna
para morir en

la última sílaba de la última frase
del libro más delicioso
que me ha devorado en vida

2 comentarios:

  1. Gemilla, ya te lo dije, pero te lo vuelvo a decir...
    Este poema me encanta, sobre todo por la sucesión rápida de nombres que parece que están echando una carrera. Tiene mucho ritmo, quedaría precioso recitado con una voz voraz y tentadora como la tuya ^^

    ResponderEliminar